EL SENTIDO COMÚN, EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS

EL SENTIDO COMÚN, EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón (68 Posts)

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies


Las comparaciones son odiosas. Hay que andarse con pies de plomo cuando contrastamos las cosas. Sin embargo, estaría bien tener buenas referencias de países bien cercanos y que además conforman, junto con nosotros, Europa. Hablo de FINLANDIA, donde sí han acudido al sentido común, el menos común de los sentidos. En este sentido nos quedan muchos esfuerzos por realizar.

Hablemos de lo que iremos desarrollando más adelante y en pasos posteriores: LA BIOMASA.

Biomasa es toda materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Por tanto, hay muchísimas formas de biomasa. En este post me referiré sobre todo a los productos forestales (maderables).

España está entre los tres primeros países europeos en potencial biomásico (siga este link), entonces, ¿porqué no nos damos cuenta? ¿Porqué educamos para que esto parezca un atraso tecnológico? ¡SABER USAR NUESTROS RECURSOS ES INDEPENDENCIA ENERGÉTICA Y AVANCE! Iremos poco a poco intentando aclarar el porqué del no uso de este recurso renovable dentro de nuestras fronteras. Apenas se le da publicidad a las muchas formas del posible uso de la madera. Desde el punto de vista energético es fundamental que exista en los próximos años una verdadera tendencia al ACS y calefacción mediante biomasa.

El uso de la biomasa trae consigo no solo un país con menor dependencia externa de las fuentes fósiles. Lo cual es vital y muy inteligente comenzar a trabajar para evitar futuros negativos escenarios. El uso de la biomasa significa equilibrio, es decir, mejora ECONÓMICA, social y ambiental de España.

Equilibrio en las emisiones de carbono. Esto no es sólo un hecho romántico, es también una reducción de costes. España es uno de los países a los que más caro le sale su participación en el Protocolo de Kyoto: más de 200 millones €/año entre 2008 y 2012 (hay varios artículos que coinciden al respecto). No les quepa duda de que este protocolo tendrá más influencia en el futuro. Más que el protocolo de Kyoto en sí (el cual a veces flojea), su idea. En un furuto próximo existirán reglas de juego que encarecerán la madera barata que actualmente se importa de según que orígenes. Por tanto hemos de empezar a espabilar, porque tenemos recursos para ello.

Equilibrio en la tasa de paro. El sector de la biomasa requiere de mucha mano de obra. Los cambios son difíciles y la competitividad de la energía procedente de la biomasa es algo que hay que seguir trabajando. Aun así, ya comienza a competir muy enserio. Además, sin ninguna duda que un país que demanda biomasa necesita de un amplio colectivo ocupado directamente en el sector. Esto también conllevaría muchísmo empleo indirecto.

Y si seguimos en la línea de la recaudación y fondos públicos, ¿cuánto se invierte en materia de extinción de incendios? Un país que demanda biomasa es capaz de crear empleo directo e indirecto alrededor de la misma, como hemos dicho anteriormente, y a su vez es capaz de crear extracciones de madera de forma sostenible. Los montes pasarían de ser una carga a ser una fuente de riqueza para España. La reducción y el control del combustible en los montes evitaría el ingente desembolso que supone la extinción de un incendio. La participación de una brigada está valorada en 98,14 €/h. El uso de un helicóptero asciende a 2.883,6 €/h. Los gastos en materia de extinción superan con creces los gastos en materia de prevención. Mientras no se cree valor añadido en nuestras masas forestales, esta tendencia será imposible de resolver. Por ejemplo, en el año 2009, las Administraciones Públicas invirtieron cerca de 951,61 millones de euros, de los cuales un 61% se destinaron a la extinción de los mismos. Estas cifras no han disminuido, entre otras cosas debido al aumento de superficie forestal en España. Esta es una buena dirección, ahora falta aprender explotar tal cantidad de recursos. La demanda de biomasa contribuiría de forma indirecta a la mejora de estas situaciones.

El uso energético de la biomasa es una parte fundamental de la famosa eficiencia energética.

 

 

Written by Juan Diego Berjón

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Be Sociable, Share!

About the Author

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón
Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Leave a Reply