SISTEMAS DE GESTIÓN. ISO 50001 y certificación LEED®

SISTEMAS DE GESTIÓN. ISO 50001 y certificación LEED®

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón (68 Posts)

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies


INFORME BUREAU VERITAS: “CERTIFICACIÓN LEED® Y LA SOCIEDAD ACTUAL”

Puede entrar dentro de un sistema de gestión. USGBC (United States Green Building Council) promueve la certificación para el reconocimiento del liderazgo en la gestión energética. La certificación LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design) es una clasificación que refleja el desempeño energético de edificios existentes. De esta forma, mediante la certificación LEED®, se reconoce por una tercera parte independiente la eficiencia de un edificio en su consumo energético, verificándose la aplicación del marco que define el estándar internacional ISO 50001.

La norma ISO 50001 ha experimentado un rápido crecimiento en el mercado, particularmente en EEUU, Europa y Asia. Tal y como afirma el GBC (Green Building Council) italiano, el reconocimiento de la ISO 50001 en LEED® crea una interesante convergencia entre LEED® y las Directivas Europeas en Eficiencia Energética. Muchas multinacionales encuentran muy interesante la implementación de la gestión energética en sus inmuebles para marcarse objetivos energéticos tangibles.

Aquí está lo que los líderes de la edificación sostenible dicen acerca de la integración de la ISO 50001 en la certificación LEED®.

Scot Horst (Vicepresidente de LEED®, USGBC) afirma que “Leadership in Energy and Environmental Design es un lenguaje global, y el reconocimiento del impacto ambiental positivo gracias a iniciativas internacionales como el estándar ISO 50001 es un importante paso que tenemos que dar”.

Además de LEED® existen otros sellos con reconocimiento internacional como son el BREEAM® (gestionado por BREEAM) o en España el sello de sostenibilidad QSostenible® (gestionado por el CIES).

Ahorros LEED

 

A modo resumen, los ámbitos en los que se evalúa al edificio son:

  • Localización sostenible: promoviendo políticas adecuadas de movilidad, reducción de la erosión, contaminación lumínica, efecto isla de calor, valorando la implantación en lugares ya habitados, cerca de infraestructuras existentes y zonas verdes.
  • Uso del agua: optimizando el consumo tanto en el interior y en el exterior.
  • Energía y atmósfera: promoviendo el consumo eficiente de energía, diseño eficiente, el uso de energías renovables, compra de energía verde, etc.
  • Materiales y recursos: promoviendo la elección de materiales que fomente el respeto hacia los recursos naturales, en cuanto a la manufactura, transporte y utilización, reducción de residuos y reciclaje adecuado.
  •  Calidad del aire interior: minimizando las emisiones de productos tóxicos en el interior del edificio, aprovechamiento de la luz natural, el confort ambiental, acústico, calidad de las vistas de las personas, etc.

Por todo lo anterior se puede deducir que decidirse en este tipo de certificación no es otra cosa que ponerse a pensar cómo podemos convertir un edificio en eficiente económica, social y ambientalmente. Es gestión. Una vez más aparece la SOSTENIBILIDAD asociada a conceptos de AHORRO ECONÓMICO, porque la sostenibilidad también es INVERSIÓN económica.

Esto anterior se puede truncar si lo que pretendemos es el sello y la imagen superficial. Y lo que es más, los efectos pueden ser adversos, ya que si el esfuerzo no redunda en reducción de costes entonces nos encontramos ante un GASTO. Otra cosa es que la certificación acarree otro tipo de beneficios no relacionados con la estricta aplicación de la certificación. Al final, como se ha dicho anteriormente, esto es gestión, y como toda gestión hay que gestionar, no aparentar que gestionamos.

El informe de Bureau Veritas así lo describe. Habla de la nueva sede corporativa de PIUG en Barcelona. En la participación de Bureau Veritas en este proceso se habla de revisión del diseño (PLAN), documentación de recepción y puesta en marcha de las empresas instaladoras, ejecución y puesta en marcha (DO), revisión y evaluación de resultados obtenidos (CHECK) y posteriores auditorías, impartición de formación… (ACT).

sede puig

En este informe también se muestra un ejemplo de la inversión que supone la certificación LEED® (aunque en realidad se invierte en gestión). El ejemplo consiste en un edificio corporativo de NAVER (empresa desarrolladora de la aplicación LINE) en Seúl.

sede naver

Personal de Bureau Veritas España en colaboración con Bureau Veritas Corea lograron una reducción anual del consumo eléctrico de 1,8%, una reducción del consumo agua caliente de distrito de 1%, una reducción del consumo de gas natural de 22%, y una reducción del consumo de agua de 3,3%, con una reducción de las emisiones de CO2 de 2,9% y un ahorro económico anual estimado de 59.501 €, con una inversión de 34.073 €. Esto se consiguió aplicando medidas de gestión (sobre todo métodos de operación) y algunas medidas más relacionadas con equipos.

Habrá quien piense que tales ahorros no son tan espectaculares. Pero yo no voy mero ahorro cuantitativo. Lo que destaco del estudio es que la gestión pudo conseguir ahorro en un edificio que partía con una puntuación de 80 sobre 100 en el Energy Star® Portfolio Manager Tool (herramienta para el seguimiento de los consumos energético e hídrico de un edificio desarrollada por la EPA americana), es decir, un edificio altamente eficiente energéticamente.

VEA AQUÍ EL INFORME COMPLETO DE BUREAU VERITAS 

Written by Juan Diego Berjón

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Be Sociable, Share!

About the Author

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón
Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Leave a Reply