Zonas verdes en las ciudades: no es un lujo, es una necesidad

Zonas verdes en las ciudades: no es un lujo, es una necesidad

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón (68 Posts)

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies


ENTREVISTA A JOSÉ FARIÑA

La legislación en España es muy divergente en cada una de las CCAA. Aun así, todas las normativas son herederas de la Ley de 12 de mayo de 1956 sobre régimen del suelo y ordenación urbana. Esta comunión se traduce en una obligación de las ciudades a dejar espacio a las zonas verdes. La obligación se fundamenta en las funciones que desempeñan las zonas verdes urbanas. Hoy estas funciones las siguen cumpliendo, si bien se sabe que son muchas más las funciones que las zonas verdes pueden cumplir. Por esta razón, se deberían dimensionar las zonas verdes atendiendo a lo que ahora se entiende qué es lo que debe de hacer una zona verde.

Las funciones son no una ni dos sino un montón.

  • Funciones de infraestructura (estructura verde VS estructura gris): gestión hídrica (inundaciones, riadas, avenidas…), gestión de contaminación (visual, acústica, atmosférica, suelos), sumidero de CO2… Incluso se reducen los costes frente a la estructura gris (esto lógicamente es relativo).
0

Zona verde inundable

  • Funciones de equipamiento: ocio, servicios sociales…
  • Funciones ecológicas (las de todo ecosistema): soporte vital, biodiversidad…

La dimensión de la legislación se ha hecho tradicionalmente basada en las funciones de equipamiento. El número de m2 de zona verde  por habitante sería imprescindible, por ejemplo, que se dimensionase con el fin de ser el sumidero del CO2 que producimos.

Cuando se crea la cuidad se crea un orden distinto al orden de la naturaleza, un sistema de menor entropía, lo que significa que consume más energía, lo que a su vez significa que tenemos que “echar desorden” a la naturaleza. El problema es que esta opción empieza a mostrar síntomas de agotamiento. A partir de la década de los 80, la huella ecológica del planeta ha superado la superficie del planeta, ya no podemos “echar más desorden”. Por tanto, tenemos demasiado consumo energético dentro de las ciudades y es imprescindible que reduzcamos esto. Una estrategia es la de redimensionar las zonas verdes. De esta forma el impacto de la cuidad como elemento sobre el medio se reduce, porque parte de este impacto es previamente absorbido por la propia cuidad antes de volcar entropía, desorden, causa, fuera de la cuidad.

Fruto de estos nuevos y necesarios redimensionamientos de las zonas verdes humanas aparecen varias figuras:

  • Zonas verdes de proximidad: aquellas que están cerca del ciudadano. Un cuidadano no debe tener una zona verde a más de 300 m de su residencia, lo que supone una redistribución de las zonas verdes. Este es un requisto, es decir, no son válidas las acumulaciones de zona verde para cumplir con el ratio de m2/habitante, sino que han de estar distribuidas. La pirámide de población se está invirtiendo. Ahora tenemos cuidades de “superviejos” con limitaciones de accesibilidad. ¿Una mala distribución de las zonas verdes aumenta el consumo de fármacos en ancianos? La persona mayor sencillamente no se desplaza una distancia de 2 kilómetros y ni siquiera menos. Esto le hace quedarse en su casa con los posibles problemas que esto conlleva. Tampoco podemos poner en zona de proximidad especies alergógenas (olivos, plátanos…). No podemos intentar resolver los problemas de obesidad social si imponemos un problema alergénico. Las zonas verdes tienen que aportar seguridad. Y no solo a nivel de delitos, sino que la gente se tiene que sentir segura, es lo que se llama seguridad subjetiva o sensación de seguridad. Hay criterios para diseñar zonas verdes de forma que la gente se sienta bien. De esta forma fomentamos que un padre lleve a sus hijos al parque por ejemplo. Un ejemplo de diseño seguro puede ser el principio de “ver y ser visto”, es decir, no imponer barreras visuales (con la excepción de la gestión de la contaminación visual).
  • Zonas verdes mayores: grandes parques metropolitanos en las afueras de las ciudades y las periferias urbanas o, para los más valientes, dentro de las ciudades. Son zonas más alejadas. Su diseño debe se adaptado puesto que tienen características distintas.
  • Rutas de salida a las zonas de naturaleza. Caminos y corredores verdes que te permitan salir con una mochila y pasar el día andando. Esto es una parte fundamental dentro de todo el diseño de una zona verde.

descarga (2)

La mayor parte de los parques que se han hecho en España se han elaborado con criterios de jardinería y no con criterios forestales, es decir, de sostenibilidad. Esto provoca que los parques sean carísimos. Muchas zonas verdes de España son en realidad alfombras verdes, grandes extensiones de césped que consumen recursos hídricos y energéticos en abundancia. De aquí están surgiendo corrientes en favor de cobrar por entrar a los parques. Esto es un parche en la rueda, ya que el origen del problema está mucho más atrás. Uno de los principios que subyacen en las zonas verdes urbanas es la igualdad social. Imponer un canon hace un flaco favor a quienes tienen un bajo poder adquisitivo. No debemos caer en esta tentación puesto que de esta manera el parque se conserva pero, ¿se conserva para quién? Ya hay suficientes desigualdades sociales, dificultemos en lo posible el introducir otra nuevas. Y aquí quien dice parque dice zona verde o dice zona protegida.

images (4)Las zonas verdes pueden también vincularse fuertemente con la salud social, aun más cuando la enfermedad básica de la sociedad europea es la obesidad, orgen de una parte importantísima de dolencias de todo tipo. Todo lo que sea el fomento del movimiento literal de la sociedad es trabajar en favor de su salud. Incluso los niños están hoy alejados de los parques, en parte por la filosofía tecnocentrista que a veces nos domina, y que fomenta el sedentarismo puro.

Las zonas verdes absorben sonidos. Incluso José Fariña reconoce en su entrevista que dada la situación geográfica donde se está realizando la misma esta sería inviable de no ser por encontrarse el micrófono dentro de una zona verde.

Las zonas verdes fomentan las redes sociales sobre todo en ancianos. Incluso hay un estudio médico en el cual se dice que tener una zona verde a 250-300 metros de una residencia de ancianos se produce un ahorro del 20% en famacopea.

En el tema de las zonas verdes hay que considerar tres casuísticas: las grandes ciudades, las ciudades medianas y las ciudades pequeñas. Por ejemplo, el concepto anterior de las rutas de salida a las zonas naturales es un problema sobre todo de las grandes ciudades. Además, las zonas de proximidad en cuidades pequeñas casi se consigue con el mero borde urbanizado de la cuidad. Existen pocos ejemplos de zonas verdes en grandes ciudades. Hay intentos en Barcelona y Madrid, pero destacan Vitoria-Gasteiz (que va adelantada en materia de zonas verdes incluso en comparación con muchas ciudades europeas) y Santiago de Compostela en menos medida, con una idea de ciudades verdes interconectadas muy buena.

imagen_548

El problema de las ciudades europeas es el tipo de crecimiento fragmentado que han seguido. Esto está basado en un precio muy bajo del trasporte (es decir, de la energía). Es un crecimiento en pequeñas densidades, roto en la periferia y dejando “trozos” inútiles en medio. Este cambio de tendencia por el encarecimiento de las fuentes energéticas fósiles hace imposible este crecimiento fragmentado. ¿Cómo solucionamos esto? Pues es un tema complejo y uno de los temas más arduos que hay ahora mismo en Europa (y en todo el mundo de desarrollado). Existe entonces una pregunta común en el mundo desarrollado: ¿cómo aprovechamos estos espacios improductivos (islas urbanas, zonas agrícolas abandonadas, ecosistemas improductivos…) en espacios productivos (las zonas verdes son una parte del territorio productivo)? Una solución que se está planteando es validar distintos usos de suelo: comercio, guardería, ganadería y agricultura a pequeña escala (hay que acercar los productos alimenticios al alimentado en la medida de lo posible puesto que va a ser costosísimo transportarlo). Es necesario ponerse desde ya ha trabajar en ello, puesto que esta actitud de tener que viajar constantemente para conseguir lo que pretendemos no se va a sostener de la manera en lo que lo concebimos actualmente.

Un aspecto fundamental son los jardines de azotea y verticales. Ojo con los costes no solo económicos sino incluso jardin-vertical-01ecológicos (proporcionar los costes de mantenimientos).

Hace tiempo se lleva hablando de ciudades análogas. Es decir, fragmentos de una cuidad en otra con total aceptación. Son estereotipos comunes de urbanismo, arquitectura, publicidad… Pero esto habrá de revertirse, ya que debemos realizar un esfuerzo por volver a concentrarse. Por ejemplo, será imprescindible la utilización de elementos locales, dificultándose las analogías. El granito que utiliza un gallego no es lo mismo que el ladrillo que utiliza un madrileño. Según José Fariña “se ve venir una vuelta a lo local”. Esta ciudad común, del espectáculo y del entretenimiento tiene unas bases comunes que caducarán para convertirse en ciudades más personales, más propias de los sitios. Esto esta muy relacionado con todos los temas de identidad, fundamentales y que serán el leitmotiv de todo lo que se haga. Sin embargo, la definición de lo que es identidad es muy complicada. ¿A quién le preguntamos cómo diseñarse una calle? ¿Al residente? ¿Al transeúnte? ¿Al turista? La salida de la ciudad análoga se producirá cuando identifiquemos a una cuidad con algo que no sean arquitecturas globales o genéricas. ¿Seguro que no hay nada propio de Madrid? ¿Seguro que no hay nada propio de Barcelona? Seguro que sí y tenemos que intentar recuperarlo.

Jamás puede ser igual una zona verde en A Coruña que una de Jaén, y si embargo así se está haciendo muchas veces. Hay que adaprtar las especies usando especies autóctonas cuando sea posible o renaturalizadas cuando la especie no soporte el estrés urbano aun siendo autóctona.

 

Written by Juan Diego Berjón

Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Be Sociable, Share!

About the Author

Juan Diego Berjón Juan Diego Berjón
Engineer specialized in Environmental Management, Business Management, BigData Analysis and GIS Technologies

Leave a Reply